Entrevista semiestructurada

Conoce aquí qué es una entrevista semiestructurada: ejemplos de preguntas en este tipo de entrevista, su definición y sus beneficios.

Las entrevistas son factores decisivos al momento de buscar y conseguir empleo. Existen entrevistas estructuradas, entrevistas semiestructuradas o mixtas y entrevistas no estructuradas.

Saber a qué tipo de entrevista nos estamos enfrentando cuando solicitamos un empleo, nos puede dar una idea de cómo se desarrollará la entrevista.

Por otra parte, si somos reclutadores, conocer los tipos de entrevista de trabajo es fundamental para saber de qué manera llevar a cabo cada entrevista dependiendo del caso.

Descubre a continuación algunos ejemplos de preguntas de una entrevista semiestucturada, qué es y otras cosas básicas que necesitas saber acerca de la misma.

Qué es una entrevista semiestructurada

Una entrevista semiestructurada o mixta, por definición, es un tipo de entrevista en la cual el entrevistador tiene preparadas ciertas preguntas específicas para todos los candidatos como en la entrevista estructurada, pero también se hacen preguntas espontáneas como en la entrevista no estructurada.

En este tipo de entrevistas, a pesar de que hay unas preguntas fijadas para todos los candidatos, conforme se desarrolla la entrevista, si surgen ciertas preguntas dependiendo de las respuestas y los intereses del candidatos, el entrevistador puede preguntar cosas que no estaban planeadas.

Ejemplos de preguntas en una entrevista semiestructurada

Para preparar estas entrevistas, lo primero es realizar un listado de preguntas genéricas que se desea hacer a todos los candidatos.

En este listado se debe tener un orden específico en que se harán las preguntas a los candidatos en general, preguntas que sirvan para saber qué experiencia tienen en puestos similares al cargo solicitado y cómo podrían aportar a la empresa.

Ejemplo preguntas previamente preparadas para la entrevista

  • ¿Cuántos años tiene de experiencia?
  • ¿En qué labores se ha desempeñado durante estos años?
  • ¿Por qué considera que es un candidato idóneo para este puesto?
  • ¿Puede trabajar bajo presión?

Estas son preguntas puntuales que suelen ser muy útiles para conocer las aptitudes generales de cualquier candidato. Por lo cual, son preguntas muy útiles para llevar una linealidad en la entrevista.

Ejemplo de preguntas espontáneas

Preguntas espontáneas específicas para el candidato que pueden surgir durante la entrevista, generalmente se relacionan con:

  • Experiencias personales en otros empleos
  • Alineación con la filosofía de la empresa
  • Ética en el trabajo

Por ejemplo, si después de contestar “¿en qué labores se ha desempeñado durante estos años?” el entrevistado habla de una empresa a la que le tiene mucho afecto, el entrevistador podría preguntar cuáles son sus razones para sentir afecto por ella.

De este modo, la entrevista se desarrollará más como una conversación que como una serie de preguntas rígidas, y el candidato puede sentirse menos nervioso, por lo que probablemente responda mejor y con mayor tranquilidad.

Ver también: Las 15 preguntas más comunes en una entrevista de trabajo

La entrevista semiestructurada es muy útil sobre todo en el ámbito laboral, pues es un tipo de entrevista que permite hacer comparaciones tanto objetivas como subjetivas a los candidatos, por lo que resulta una de las entrevistas más utilizadas en el ámbito laboral.

Como te lo comentamos antes, si eres entrevistador, la entrevista semiestructurada te será muy útil porque te permitirá preparar una estructura parada tu entrevista y no improvisarla, sin quitarte la oportunidad de ser flexible al momento de hacer preguntas.

Si eres el entrevistado, conocer los tipos de entrevista te ayudará a entender de qué manera se desarrollará la entrevista y tener un mayor control sobre la misma, para desempeñarte mejor.

Cómo se desarrolla esta entrevista y sus beneficios

Generalmente, en primera instancia, la entrevista semiestructurada se desarrolla siguiendo los lineamientos de una serie de preguntas que el entrevistador ya tiene preparadas. Luego, entre las respuestas de unas preguntas y otras, si lo considera oportuno, puede preguntar acerca de dudas que le surgen mientras realiza la entrevista.

Este tipo de entrevista es muy útil porque combina preguntas previamente preparadas con preguntas espontáneas.

Para el entrevistador, es beneficioso en la medida en que puede tener planeada su entrevista, llevando a cabo la linealidad de las preguntas que va a hacer a todos los candidatos, pero tiene flexibilidad para hacer preguntas que surjan en el momento.

Para el candidato, puede ser beneficioso en la medida en que si le hacen preguntas más cercanas a él como individuo y no solo preguntas generales, puede dar a conocer las capacidades que lo distinguen de los demás.

Como lo plantean algunos autores, como Bernard (1988), la entrevista semiestructurada funciona mejor cuando se tiene una única oportunidad de conocer al entrevistado.

Consejos para preparar una entrevista semiestructurada

Tips para el entrevistado

  • Duerme bien el día anterior, llega a la entrevista bien despierto y un poco antes de la hora acordada
  • Deja hablar a la otra persona, no la interrumpas. Tanto si eres el entrevistador como si eres el entrevistado, es muy importante que escuches con atención lo que la otra persona tiene que decir. No interrumpir ayudará a la buena comunicación y a comprender mejor lo que dice y/o pregunta el otro.
  • Ve a la entrevista con muy buena presentación personal. La buena presentación personal hará que la otra persona sienta que te has esmerado por verte bien porque te interesa el puesto al que aplicas.
  • Ten la mejor actitud. A veces, por encima de las aptitudes, la actitud del trabajador despierta el interés en el reclutador. Por tanto, recuerda ir con la mejor actitud y responder siempre de la mejor manera.

Tips para el entrevistador

  • Ten siempre a la mano las preguntas estructuradas que vas a hacer y si tienes una checklist relacionada con el candidato, que desees usar, es bueno que vayas llenándola durante la entrevista, pues tendrás fresca toda la información.
  • Aprovecha las oportunidades de indagar sobre el candidato como persona, ¡este es uno de los mayores beneficios de la entrevista semiestruecturada! Preguntas espontáneas bien formuladas te ayudarán a entender si el candidato está alineado con la filosofía de empresa.
  • Sé amable. Contrario a lo que muchos piensan, una actitud despectiva hacia en trabajador no te hará parecer de alto rango, sino que podría despertar inseguridades en el entrevistado y hacer que se ponga nervioso y no te muestre lo mejor de sí mismo. Una mala actitud hacia el entrevistado podría hacer que este pierda el interés en el puesto o no muestre sus mejores capacidades.

Ver también: 10 Preguntas trampa en las entrevistas de trabajo

Modelos de Hoja de Vida Word Gratis